¿Humanización para todos?

A pesar de la gran lacra de invisibilización que atrapa a la profesión enfermera, son múltiples las zonas donde se necesita a enfermería. Uno de esos lugares son las distintas organizaciones de voluntariado cuya misión para un enfermero, es llevar los cuidados allá donde se necesiten. El voluntariado permite otorgar un rol privilegiado, donde podemos ver la peor cara de los seres humanos y la mejor.

No puedo evitar sonrreir con ironía cuando escucho hablar de “humanización” en la asistencia sanitaria y veo como muchas de esas personas, miran con desdén (por ser educada) a una persona que viene de una patera tratándolas de aquella manera ( por seguir siendo educada). Personal sanitario que se supone que debería tener una formación mínima en enfermedades transmisibles y saber que porque llegue una persona de una patera no deben sacar el traje que usarían para limpiar cualquier catástrofe nuclear.

Las mismas personas, que no hacen nada por transmitir un mínimo de calma a esa persona que acaba de jugarse la vida por llegar a este país; de la que no sabemos nada pero muchos se creen superiores y les tratan como si fuera sobras porque hay que ver que groseros son que por su culpa, van a tener que trabajar.

Nadie renuncia a todo lo que tiene, pone su vida y la de los suyos en juego por placer, lo hacen por necesidad… no merecen ser tratados como el último excremento del mundo porque… ¿Y si fuese al revés? ¿Nos gustaría que nos trataran así? ¿Con miedo, asco, repulsión y desidia? No, ¿verdad? Entonces, ¿porqué hay tantas personas que lo hacen? ¿Porqué hay tantos profesionales sanitarios ( de todos los niveles de estudio) que sufren de humanización selectiva? ¿Qué ocurre, el que viene en patera es menos ser humano o como va el asunto?

Estoy segura que toda persona que haya realizado un traslado a un centro hospitalario de alguien que viene en patera, mínimo una vez se ha encontrado con esta situación. Triste pero cierto, realidad que me hacen preguntarme como podemos estar tan llenos de prejuicios. Situación,  despreciable y que pone de manifiesto la doble moral de muchos profesionales sanitarios… La bipolaridad del mundo en el que vivimos.

A la hora de escuchar hablar de humanización de cuidados, me gustaría escuchar educación para la salud que ayude a integrar a todas las personas, que trabaje por eliminar bulos de manera inclusiva; desde el respeto pero que consiga que por ejemplo; la gente entienda que la sarna no es una cepa de un virus incurable y que van a morir de manera fulminante.

Humanizar también es brindar una educación de calidad; educación sanitaria sin prejuicios y basada en la evidencia científica. Educación para la salud, donde enfermería tiene un rol fundamental y que espero, que algún día se decida a tomar.

De verdad, creo que llegará el día donde la humanización de la asistencia sanitaria, de los cuidados no atenderá a razones de raza, color o sexo. El día que los profesionales sanitarios, den ejemplo desterrando estereotipos… El día que se haga justicia a la palabra humanización con todas sus letras.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s